© 2017 Foodie Mom

October 30, 2017

October 30, 2017

Please reload

Entradas recientes

Niños en balance- aliméntalos sin culpas

April 10, 2018

 

Como mamás cada vez estamos más conscientes de la importancia de cuidar la alimentación de nuestros hijos... queremos que tengan una alimentación lo más saludable posible y ya sabemos que no deben consumir tanta azúcar, ni aditivos en productos industrializados...

Y hoy en día tenemos un conflicto porque en todos lados hay una galleta, barrita, dulce o chocolate y aunque en casa cocinemos súper saludable puede que en el kínder o en casa de un amigo no sea así y no podemos volver a nuestros hijos los ‘’diferentes’ y crearles un trastorno alimenticio a largo plazo

Es verdad que entre más prohibiciones hacemos a los niños más insisten en eso y si somos honestos a medida que crezcan menos control vamos a tener sobre ellos y en cuanto tengan alguna oportunidad van a correr a desquitarse...

Por eso nuestro objetivo como mamás es educarlos desde el fondo... lograr que encuentren un balance y que no se obsesionen por comer cosas llenas de azúcar ni tampoco las coman con frecuencia... y que a futuro tomen buenas decisiones por su salud teniendo siempre conciencia en su alimentación

Por eso te voy a compartir 6 estrategias que me funcionan con mis hijos para que la mayor parte del tiempo coman saludable y no se obsesionen por alimentos cero nutritivos:

1. Sé la principal proveedora de comida para tus hijos:  ofrece opciones sanas y deliciosas en tu hogar,  busca que éstas sean atractivas para ellos. ¿Cómo? cámbiale a la receta y la preparación y enséñales que comer saludable es todo un manjar.
2. Enséñales con el ejemplo que cualquier platillo puede ser saludable si sus ingredientes son de buena calidad... no es lo mismo unos hotcakes de harina con azúcar que unos de avena con plátano... mientras más los involucras en el proceso más efecto tiene en que lo acepten y los disfruten
3. Enfócate en lo positivo: en vez de criticar si comen algo que no sea nutritivo, déjalo pasar y cuando elijan algo saludable muéstrales que fue una buena decisión y cuando estés en algún lugar con miles de opciones trata de elogiar lo saludable sin mencionar ni para bien ni para mal lo demás
4. No catalogues la comida en buena o mala: qué pasaría si te la pasas hablando mal de los refrescos y de pronto tu hijo se toma uno... la culpa que va a sentir lo va a hacer sentir fatal y puede que después lo haga a escondidas.. la comida no es buena ni mala. Lo importante es la combinación así que cualquier alimento puede ser consumido en alguna ocasión. Mientras la mayoría del tiempo tengan acceso a la comida saludable que tú preparas no les va a hacer daño que una que otra vez se topen con algo que no los nutra como quisiéramos
5. No limites cantidades: deja que se sincronicen con sus señales internas de saciedad. Si intervenimos comienzan a comer por las razones equivocadas..
6. Sé su mejor ejemplo: hablan más tus acciones que tus palabras, así que comienza por evaluarte a ti, ¿tu alimentación es como quisieras? ¿Qué puedes mejorar? si en tu mesa siempre hay verduras, ellos las van a ver de forma familiar y van a estar acostumbrados a sus consumo, si en tu mesa ven refrescos será difícil negarles su consumo...

Así que mi consejo es piensa a largo plazo... tus hijos algún día serán adultos, es mejor que crezcan sin sentir culpa y aunque haya ocasiones en las que tengas que cerrar el ojo enfócate en establecer las bases para que ellos sean cómplices de su salud

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload